Mi plan de acción. #FashionRevolution

the girl and the clicker

Creo que es hora. Llevo mucho tiempo pensando, analizando y dándole vueltas al asunto pero ha llegado el momento de hacer algo.

Pienso que la moda es un reflejo de nuestra personalidad, que puede ser una forma de expresión y una forma más de ser creativos. Pero, ¿a qué costo?

Sería ridículo de mi parte decir que no me gusta entrar a Zara porque sé que voy a encontrar prendas que quisiera tener en mi closet. Mentiría si digo que no estoy esperando mi visita a Madrid para ir a H&M. En estas tiendas encuentro ropa que me encanta a precios perfectos para una persona como yo que no puede ni imaginar ir a tiendas más caras. Pero, ¿quién hace mi ropa? ¿Cómo vive? ¿Cómo son tratadas esas personas? ¿Cuántas horas y bajo qué condiciones trabajan esas manos que cosieron mi camisa o pantalón? ¿Se nos hace incómodo imaginarlo? Pues si nos incomoda es porque algo anda mal, muy mal.

Yo, cada vez que lo pienso, me siento terriblemente mal conmigo misma. Pero nos hemos acostumbrado a vivir así, ¿verdad? Pensando que el mundo está mal pero que muy poco podemos hacer nosotros. Quejándonos de cosas banales pero de las grandes nos olvidamos muy fácilmente porque están ‘tan lejos’ que no nos consideramos parte del problema.

Creo que es tiempo de tomar acción, de dejar de vivir por vivir, de pensar en las cosas difíciles y no hacernos los de la vista gorda. De pensar que lo que vale la pena no siempre es fácil, sino que muchas veces requiere de cambios radicales, de salir de nuestra zona de confort.

Para mi la moda ha sido siempre un reflejo de mi personalidad. Mi forma de vestir siempre ha cambiado; de acuerdo a mi autoestima, a mis periodos de seguridad e inseguridad, a mis ganas de experimentar, a mi trabajo, a mi estilo de vida, etc. Es algo que disfruto. Para mi, que no pinto o no construyo, es la forma en el que puedo combinar, ver, sentir y armar cosas para ponerme encima y enfrentar cada día.

Así que escribir sobre este tema es complejo e importante. Y hacerlo público es tener que poner mis acciones donde están mis palabras. Y eso quiere decir cambiar mi comportamiento de consumo.

Pues es difícil para mi. ¿Por qué? Porque no sé dónde más encontrar esas cosas que tanto me gusta llevar. ¿Diseñadores ecuatorianos? Sí, hay uno que otro que me parece genial (ES MI OPINIÓN. Y NO, ¡NO ME TIENEN QUE GUSTAR TODOS POR SER ECUATORIANOS!) pero, 1. debido a su producción están por encima de mi presupuesto y 2. no tienen, en conjunto, la variedad necesaria para armar los atuendos que yo quisiera.

the girl and the clicker

Entonces, ¿qué hago? Yo sé que las cosas no se cambian de la noche a la mañana y mucho menos cuando implica un cambio mental y de comportamiento. Así que he pensado en MI PLAN DE ACCIÓN PERSONAL:

1. ¡Investigar! Comprometerme a visitar a esos diseñadores locales (donde sea que vaya de visita, esté viviendo o vaya a vivir.) para conocer su propuesta, producción, precios, estilo, calidad, y así saber qué oferta tengo a la mano.

2. Disminuir mi consumo de estas marcas ‘poco conscientes’. Y será periódico, mentiría si digo que nunca más lo haré. Va a ser difícil y pienso que, en mi caso, la mejor estrategia es ir lento pero seguro.

3. ¡Crear! Yo sé que hay cosas que complejas de mandar a hacer, ¡pero hay otras que sí se puede! Cada vez que se me ocurra alguna prenda o vea algo que me gustó, en vez de ir a buscarlo a una de esas tiendas pues lo conversaré con una costurera y lo haré con ella. Esto me ilusiona de verdad y me lleva al punto 4.

4. ¡Planificar! Si digo que muchas veces compro en estas tiendas por el precio pues puedo: 1. mandarme a hacer la ropa (sale más barato) o 2. en vez de comprar 3 cosas en estos lugares ver algo espectacular de algún diseñador de aquí y optar por eso.

5. ¡Dejar de pensar que necesitamos tanto! Está bien que nos gusten cosas, disfrutar de la moda no está mal. Pero vuelvo a lo que dije antes, ¿cómo queremos vivir? ¿Por impulsos y sin cuestionarnos nada? ¿O siendo cada vez más conscientes del impacto que tiene nuestro comportamiento de consumo?

No escribo esto por juzgar a nadie. Es porque quería compartir algo que me parece importante y que tal vez lleve a alguien más a cuestionarse cosas, a comprometerse con algo y a tomar acción.

Este tema había estado rondando en mi cabeza casi dos años pero fue al escuchar sobre #FashionRevolution que supe que era el momento de dejar de lado cualquier excusa, cualquier actitud facilista y cualquier amnesia ‘accidental’ (Porque qué fácil nos olvidamos de lo que decimos y las promesas que hacemos.).

Y no tengo problema en decir que me encanta la moda. El problema no es ese, el problema es lo poco conscientes que somos del impacto que nuestros comportamientos de consumo tienen. El problema es que no ponemos nuestro apoyo en proyectos que valen la pena.

Yo solo sé que al final del día quiero sentirme parte de algo positivo. No quiero ser nunca del montón que ni siquiera se cuestiona las cosas y no mueve un dedo porque ‘es difícil’, que piensa ‘qué cambio puedo hacer yo’, o, aún más triste, que dice ‘ni me cuentes, prefiero no saber, así soy feliz.’ Yo no soy feliz así! No quiero sentir vergüenza y tristeza al preguntarme #quiénhizomiropa? Y quiero hacerle a las marcas que tanto me gustan la misma pregunta y que llegue el día en que no haya nada de malo en su respuesta.

the girl and the clicker

Aquí les dejo algo de información sobre Fashion Revolution y Fashion Revolution Ecuador.

El 24 de abril de 2013, 1.113 personas murieron en la catástrofe de Rana Plaza en Dhaka, Bangladesh. Murieron mientras trabajaban para marcas de moda conocidas a nivel mundial, siendo este uno de los muchos “accidentes” enmarcados en la industria de la moda.

El movimiento mundial “Fashion Revolution” (Revolución de la Moda) está conformado por una coalición entre diseñadores, académicos, escritores, directores de negocios y políticos con el objetivo de hacer un llamado público hacia una reforma dentro de la industria de la moda.  El día de Fashion Revolution se conmemora mundialmente todos los 24 de abril mediante la movilización social en más de 63 países que aúnan esfuerzos para exigir cambios en la cadena de producción de la industria de la moda.

Este es el primero año de Fashion Revolution Ecuador, movimiento que busca visibilizar la cadena de producción de la industria de la moda en el país y de cambiar el “chip” de todas y todos para que seamos consumidores responsables, que cuestionemos cómo está elaborada la prenda que llevamos puesta. Fashion Revolution Ecuador le apuesta a la movilización ciudadana para la transparencia en los procesos de producción de la industria de la moda ecuatoriana.

0001      0002

Pueden también conocer más en Fashion Revolution Ecuador y visitar a Dominga que son voceras oficiales del movimiento en Ecuador.

¡Si alguien tiene artículos, vídeos, etc. sobre Fashion Revolution o cualquier otro tema relacionado no duden en compartirlos!

Marcela

(I’ll translate this as soon as I can!)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s